Aprender a Pensar

Repensar la Educación

SOFIA GARCIA LUNA

CENTRO DE EDUCACION A DISTANCIA

La mejora no es egoísta, sino para beneficio del alumno.

Para que el desarrollo de los estudiantes tenga cierto sentido, no solo es suficiente la motivación y el esfuerzo que ellos puedan tener, ya que las frustraciones surgen al momento en que los alumnos ven sus metas incumplidas, tal vez por una mala nota o porque no le entienden al profesor y les da pena o miedo preguntar, etc.

 Es por esa razón que los profesores también deben de hacer su esfuerzo para mantenerse en forma.

Para ejemplificar esto me gustaría retomar un poco el artículo publicado en la página de Internet de Universia (2011) que habla sobre una conferencia presentada el pasado 7 de marzo en La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) titulada “Poder y educación superior” cuyo ponente fue Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010. Él habló de la importancia de la educación especialmente en las universidades, del desarrollo que esta ha tenido en la época contemporánea y la importancia de evitar las especialidades como medio de enseñanza pues limitan al estudiante en el desarrollo del humanismo.

 Y elegí precisamente esta conferencia pues el explica que “la primera y la más importante función de la enseñanza, no sólo académica, sino también la escolar, es ayudar a los niños y los jóvenes a descubrir su vocación y convencerlos que si esa es su vocación y si lo tienen claro, deben entregarse a ella porque es la manera mejor de defenderse contra la futura infelicidad…” y es aquí donde entra la importancia de los profesores en el desarrollo de los niños, jóvenes e incluso de los adultos.

El desarrollo tecnológico marca una brecha digital entre la enseñanza, el maestro y el alumno en la medida en que esta va teniendo un desarrollo acelerado más allá sobre los principales intereses, gustos y/o habilidades de otros maestros que no pertenecemos a la generación de las computadoras; no obstante los profesores siguen siendo esa guía para que, desde pequeñuelos, los seres humanos se entusiasmen por aprender y es por esa razón que es necesario que los mismos maestros tengan una misma guía que les permita seguir desarrollando esas inquietudes que los han llevado hasta el lugar en dónde están.

Como les comenté en un principio, mis objetivos en este blog son también parte de hablar del tema de la educación con respecto a una de mis más grandes y fabulosas experiencias de vida por lo que retomo el tema de mi viaje en “La Madre Patria” (España) y en el instituto que pude conocer. En este sitio, los maestros suelen trabajar en equipo. Ellos se juntan todos los días para ver que problemas surgen dentro de las aulas, comparten estrategias y proponen la metodología para las nuevas clases. Si algún maestro tiene duda sobre alguna materia puede preguntar a otro que está mayor informado o que sea especialista en el tema… Con ello la colaboración entre ellos es mejor y por tanto el desarrollo del alumno también lo será.

La mejora no es egoísta, sino para beneficio del alumno.

Para lograrlo, los profesores se encuentran en constante rotación, esto es que atienden diferentes grupos y materias de acuerdo al curso escolar y además de que los mismos estudiantes asumen el rol de ponentes por lo que se hace ese juego en el que el profesor puede convertirse en otro alumno más para calificar a su estudiante. Esto permite el desarrollo de ambos roles.

Como estrategias de crecimiento, tanto los maestros como los alumnos, pueden ser maestros entre ellos mismos así se comparte el conocimiento y se actualizan papeles así como corrección de errores y el desarrollo de nuevas mentes.

De acuerdo a los resultados de la “Prueba Enlace” aplicada en México para medir el conocimiento de los mexicanos tanto alumnos de primarias y secundarias como maestros, tristemente se arrojan datos que aseguran que los profesores tienen puntuaciones menores a la de los pequeños por lo que es un gran conflicto que las guías académicas no tengan las bases sólidas para asegurar el buen desarrollo de los menores. Obviamente el desarrollo tecnológico ya permite que los alumnos tengan mayor acceso a la información en poco tiempo, por lo que es su obligación estudiar e indagar para mejorar, completar y argumentar lo que saben pero el maestro mismo también comparte esa obligación. Mi cuestión sobre esto sería… “si eres maestro, ¿Cómo vas a enseñar algo que no sabes?” y es por ello que nosotros necesitamos también la actualización.

La Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (2005) pretende contextualizar a la población en el desarrollo y uso adecuado de la tecnología a nivel mundial para favorecer al desarrollo social. México no queda excento de esta propuesta y me parece interesante que, maestros que vivimos aquella brecha digital que les hablaba, nos pongamos a trabajar en el desarrollo de las tecnologías para servir a nuestros futuros desendientes.

´Sobre lo anterior me gustaría que le echaran un vistaso a este programa que me encontré en Internet dirigido por la Secretaría de Eduacción Pública (SEP) como método de desarrollo para maestros y por tanto para la educación es el “Programa de Estímulos a la Calidad Docente” en el que participarán desde maestras y maestros hasta el área de directivos con la finalidad de “mejorar y estimular el desempeño de los maestros poniendo a su alcance los elementos que favorezcan y motiven el cumplimiento cotidiano de su tarea, y que el desarrollo educativo de niñas, niños y adolescentes sea tutelado por docentes que se capaciten y se actualicen permanentemente”.

Si se desea un desarrollo cultural, intelectual, social, político, tecnológico, etc. en lugar de que los maestros mexicanos se preocupen tanto por criticar a “sus colegas” deberían de aprender a compartir los conocimientos por el bien de todos. Programas como éste promovido por la SEP permite el desarrollo del docente quién a su vez tendría la obligación y la tarea de compartir aquel conocimiento más allá del egoísmo.



escrito el 21 de marzo de 2011 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar